Seiki budô karate


El Karate-dô puede practicarse según el no-concepto Seiki, sin que por ello afecte al estilo del practicante. Lo que varía aquí es el modo de vivir la práctica, con libertad interior y sin estar excesivamente atados al concepto-estilo.

Al mismo tiempo se fomenta el Budo, en vez del deporte o el combate carente de Dô. Y algo de vital importancia es hacer conscientes, durante la práctica, aspectos de uno mismo que permanecían ocultos y que ejercen gran influencia en el aprendizaje, la eficacia y la satisfacción plena de la práctica. Siendo así, se cultiva el Zanshin o espíritu alerta, si bien hay que hacerlo al punto de abrir la consciencia completamente.

Muy lejos de ser los entrenamientos monótonos, resultan vibrantes porque todos los días se descubre (o redescubre) algo nuevo y esencial.


“La mano vacía simboliza a Mushin: mente vacía, sin pensamiento ni expectativas”






No hay comentarios: