Qué es seiki


Seiki no es un estilo, sino un concepto o no-concepto en su raíz Zen. Es solo una forma de entender y practicar las artes marciales, tomando consciencia de los propios movimientos naturales y espontáneos; es una filosofía que promueve la práctica respetando las libertades del cuerpo en cuanto a movimiento y pone énfasis en los principios fundamentales que permiten que el cuerpo se mueva natural y desarrolle todo su potencial.

El practicante Seiki es libre de expresarse a través del movimiento. No ejecuta movimientos inertes, faltos de sensibilidad, no se mueve como un robot, no está supeditado a las reglas, no intelectualiza los movimientos. Los siente llenos de vida, efectivos, ilimitados. Es aprender a fluir en cualquier circunstancia.

Seiki contiene el Dô, un camino, vía o sendero, aunque no ha de entenderse como un método, sino como un hacer sin finalidad, tomando consciencia de los cambios en uno mismo. Contiene igualmente el espíritu Budô y su sentido implícito: el Zen. Fluye en el Tao y contiene Sogo, lo que significa que el principal adversario (a vencer) es uno mismo.

No existe límite físico, el cuerpo se mantiene flexible y no se pierde con la edad gracias a la respiración correcta y profunda. No se pierde velocidad, porque no surge de la contracción muscular, sino del movimiento espontáneo y natural creado a partir de las caderas-pelvis-área lumbar, flexibles. A la sazón se adquiere la habilidad de concentrar el peso de todo el cuerpo en un punto, así como el Ki, a través de la respiración.

No existe límite mental, los límites los pone la mente, pero a través del vacío (mental) y de la respiración estos desaparecen. Entonces el cuerpo actúa con libertad de movimiento y la efectividad aumenta, porque no hay trabas emocionales. La reacción es instantánea, como el eco sigue al sonido. Te adaptas al adversario y fluyes con él, tal como el agua actúa.

“La práctica es la meta y la meta es el camino de la práctica”




No hay comentarios: