miércoles, 27 de septiembre de 2017

La Táctica sin táctica

 Por fin se ha publicado el libro tan esperado:

"La Táctica sin táctica, La quintaesencia de las artes marciales" 

Este no es libro libro técnico, ni pragmático, ni portador de currículo enmohecido alguno, ni enfocado a lo que de sobras es conocido por todos, sino a lo esencial que se esconde bajo la punta del iceberg de las artes marciales. Le será útil al practicante de las artes marciales y también a cualquier persona a quien interese la esencia de sí misma y de la vida.

La vía o camino, la relación entre cuerpo y mente, los principios naturales, y la táctica libre de esquemas y formas estáticas, así como el espíritu de las artes marciales, cuyo secreto es la vida que cada practicante es capaz de infundirles, son la quintaesencia de este libro.



Autor: Antonio Jódar Calpe

Publicado en septiembre 2017

Disponible en tapa blanda

viernes, 20 de enero de 2017

Karate Duel, La leyenda continúa, 14 de enero 2017

El sábado, a las 20 horas, por fin tuvo lugar el pase del cortometraje: “Karate Duel, La leyenda continúa”, con un público entrañable que se mantuvo atento hasta el final, regalándonos cálidos aplausos, los cuales se repitieron durante la entrega de unos diplomas conmemorativos a la Asociación de vecinos de Cárrica y a los actores que han intervenido en la película, así como también al director y al realizador.























¡Oh! Fue emocionante..., también el breve discurso que me tocó a mí, improvisado, claro. Después de todo soy un improvisador nato, tanto que la película se ha hecho sin guión inicial, aunque ya hemos acordado que lo primero de todo es el guión. Lo que dije me salió del alma, no obstante, y fue algo parecido a esto:

“La película es importante, el trabajo que nos ha costado lo es todavía más..., hay más cosas que pueden ser importantes en esta película, pero lo más importantes es este público, sin el que todo lo demás carece de significado”.

No fue una oratoria brillante, pero sí de corazón a corazón. Aparte de eso, recogimos con agrado los comentarios del tipo: ¡Oh!, el sonido, la música, la imagen, el color, la calidad, es... como una peli de verdad... ¡Menudo equipo, menuda cámara... habréis utilizado!

Se agradece de corazón. Pero la verdad es que el presupuesto de la película ha sido cero, hemos aprendido sobre la marcha, y la cámara ha sido la hermana pequeña de Sony, una marca que no cambiaremos seguramente en los siglos venideros.



Cabe destacar que algunos asistentes se fijaron en cierta filosofía de fondo, o sea, que no se trataba de patear sin más, sino que en la medida que se ha podido, en tan solo treinta minutos, se intenta resaltar el espíritu del Budô, así como de samurái, tal como indica el título de la película. Lo que sigue es un recuerdo fotográfico del reparto:

video