domingo, 28 de febrero de 2016

Bassai Dai 1986

Hace ya treinta años, una Kata: Bassai Dai, tenía veintiséis. ¡Qué pena! Muchas veces he pensado en volver a esa edad, pero ¿cómo? Sin embargo, más importante es el por qué y para qué. ¿Qué sería de lo aprendido en esos treinta años?

Imagino que dentro de otros treinta, será normal querer ir hacia atrás, aunque creo que ya no, pues es cosa de prepararse para el final y ver qué hay en la maleta para poder llevar. Hay cosas que sirven y otras que no, como seres humanos y como artistas marciales.

Una de las cosas de las que he procurado deshacerme es la rutina. No me imagino, dentro de las artes marciales, haciendo lo mismo que hace décadas, y no lo haría así mejor, sino mucho peor, por ser más viejo. Pero si ahora lo hago mejor es por haber roto con la rutina, que a tantos ata, y haberme lanzado a lo invisible. 



No hay comentarios: