jueves, 27 de agosto de 2015

Keiko Hagi Dojo

Un entrenamiento en Hagi Dojo. Lo destacable es la ausencia de fuerza innecesaria, la naturalidad, la flexibilidad, la expresión del movimiento y la velocidad, lo que no se origina en la contracción muscular, sino en el movimiento de las caderas. La respiración se profundiza, la mente se vacía y el movimiento se crea solo.



No hay comentarios: